"En el día de la fecha, la Señora Presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, presentó un cuadro de hipotensión arterial, por lo que se le recomendó suspender toda su actividad de la jornada", indicó el breve comunicado oficial firmado por la Unidad Médica Presidencial y difundido a los periodistas que cubren la actividad en la Casa Rosada.

De esta forma, la mandataria volvió a sufrir una baja de presión que la obligó a cancelar sus actividades, tal como le sucedió en oportunidades anteriores.

Para este miércoles, la jefa de Estado tenía previsto un acto en la localidad bonaerense de Tortuguitas, pero se desconoce si finalmente va a asistir, ya que el breve comunicado médico difundido no precisó el lapso de reposo que le recomendaron sus médicos.

La última vez que tuvo un cuadro de hipotensión ocurrió el 12 de abril pasado, por el cual tuvo que postergar una visita oficial a México, mientras que a fines de junio canceló a último momento un viaje a Paraguay, donde iba a acudir a una reunión del Mercosur, como medida de prevención frente a las altas temperaturas que iba a tener a afrontar en Asunción.

Pocos días después de ese episodio, la mandataria salió a quejarse en público por el tratamiento que le dan los medios a las cuestiones ligadas a su salud: "Cuando tengo bajones de presión dicen cada cosa", manifestó durante un acto.

En esta oportunidad la mandataria canceló la ceremonia que iba a encabezar en la planta de Artes Gráficas Modernas (AGM) de San Justo, partido de La Matanza, que invirtió 12,5 millones de pesos para adquirir dos máquinas impresoras italianas de última tecnología, se informó.

Desde allí además iba a mantener una videoconferencia con el intendente de Tigre, Sergio Massa, para inaugurar en ese distrito la planta productora de 30 mil metros cuadrados instalada este año por el Grupo Almar, una empresa alimentaria dedicada a la producción artesanal de pastelería tradicional.

Esta actividad iba a ser la única que iba a realizar en la jornada y la primera desde el viernes pasado, ya que ese mismo día viajó por la tarde a Santa Cruz, donde permaneció descansando durante el fin de semana largo en Río Gallegos y en El Calafate.

Entre los antecedentes referidos a la salud de la Presidenta figuran también una lipotimia sufrida en enero de este año, durante una jornada de altas temperaturas por la cual debió retirarse antes de tiempo de la Casa Rosada afectada por el calor.