Así lo decidió el gobernador Ricardo Colombi (UCR) a raíz de los reiterados cortes al suministro eléctrico durante los últimos días, situación por la que responsabilizó a la empresa Transnea y pidió al Gobierno nacional que se le rescinda el contrato de provisión.

"No esquivamos las responsabilidades, pero en un 80 por ciento (los cortes de energía) corresponden a otros organismos y empresas nacionales como TRANSNEA (Empresa Transportadora de Energía por Red Troncal de la Zona Noreste Argentino)", dijo Colombi durante una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno provincial.

El mandatario correntino calificó a Transnea como "una empresa fantasma", al aseverar que "no cuenta con personal, ni infraestructura para hacer frente a las contingencias que afectan al sistema cuando la demanda crece como en estos tiempos, y perjudica no sólo a Corrientes, sino también al Chaco, Formosa, Misiones y Santa Fe".

"Nosotros venimos solicitando y le reiteramos al Gobierno nacional que rescinda el contrato con esta empresa, que no está en condiciones de prestar el servicio para el que fue contratada", insistió Colombi durante la conferencia que ofreció junto al subsecretario de Energía de Corrientes, Marcelo Gatti, y el interventor de la empresa provincial DPEC, Vicente Parisi.

Gatti explicó que "los problemas en el servicio energético seguirán repitiéndose cuando la temperatura llegue o supere los 34º C", ya que en este tipo de contextos "es cuando el sistema entra en una demanda importante".

Por su parte, Colombi pidió: "El Gobierno nacional tiene que modificar esta situación, y darnos la oportunidad a las provincias del NEA de que nos hagamos cargo de la transferencia de energía".