Los incidentes ocurrieron alrededor de las 10:00 cuando trabajadores de la Unión del Personal Civil de la Provincia (UPCP) realizaban un corte de tránsito en la intersección de las calles Mitre y Alvear de Resistencia.

Los estatales cumplen este miércoles con la segunda jornada de un paro por 48 horas en reclamo de una ayuda extraordinaria de fin de año de $1.000 y mejoras para el sector precarizado de la administración pública.

Algunos testigos afirmaron que la represión la llevó a cabo personal de Infantería de la Policía del Chaco, cuando los manifestantes se negaron -aparentemente sin violencia- a reabrir el tránsito, ante un pedido que formulado por el subjefe de la fuerza provincial, comisario mayor Miguel Alegre.

Sin embargo, el vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff, en ejercicio de la gobernación, negó que haya habido una represión y aseguró que los policías "actuaron en defensa y tiraron gases lacrimógenos" ante la agresión de los manifestantes.

"No vamos a permitir que se violen derechos de terceros", reiteró y aseguró que varias veces se les pidió que "liberen las calles". Ante una posible continuidad del paro, Bacileff Ivanoff afirmó que "el Gobierno provincial va a actuar bajo la Ley, y se descontarán los días de paro".

La protesta había comenzado a primera hora de la mañana cuando delegados se encadenaron frente al mástil de la Gobernación chaqueña, y otro grupo encabezó un piquete en una de las esquinas del edificio del Poder Ejecutivo.

El avance de la columna de uniformados sobre los manifestantes desató una serie de incidentes, que incluyeron forcejeos, golpes con cachiporras por parte de policías a los estatales, corridas y la utilización de gases lacrimógenos.

La refriega finalizó con unos 20 heridos y al menos un par de detenidos: el secretario general de UPCP, José Niz, y el delegado del sindicato estatal en el Ministerio de Infraestructura provincial, Alfredo Velasco.

El ministro de Gobierno provincial, Juan Manuel Pedrini, afirmó que, ante el pedido de abandonar la calle y permitir que la circulación sea normal, "los efectivos policiales recibieron un ataque con elementos contundentes" y aseguró que "cuatro resultaron lesionados".

"Lo que se les pidió por orden del vicegobernador es que se libere la calle", puntualizó el ministro Pedrini en declaraciones radiales, y aseveró que "ante esa petición (los manifestantes) respondieron en una forma descontrolada e irracional".

Pedrini también sostuvo que el paro por 48 de UPCP "es ilegal", ya que el gremio se negó a acatar la conciliación obligatoria dictada el martes último.