"Sabemos leer los números y felicitamos a la señora Presidenta pero también le decimos que esta fuerza, es la segunda fuerza política argentina", sentenció Binner.

En esa misma línea, aseguró que "nos comprometimos a trabajar para ser gobierno en la República Argentina".

Agradeció "a todos los argentinos por las muestras de respeto" y destacó que "verdaderamente este es un momento democrático".

Binner habló en su sede electoral ubicada en el Hotel Savoy de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde señaló que el FAP "se está construyendo y ha venido a la Argentina como una novedad".

El dirigente socialista aseguró que el FAP se convertirá en una fuerza "positiva" en el Congreso de la Nación y señaló: "Claro que no seremos oficialistas, estaremos en la oposición y probablemente seamos los que llevemos en el Congreso la propuesta alternativa, pero seremos implacables".

"Nosotros nos comprometimos a trabajar para ser gobierno en la República Argentina. Por eso, presentemos el programa y tenemos que seguir fortaleciendo al Frente Amplio Progresista".

Al respecto, el mandatario santafesino convocó a los jóvenes "a lo largo y ancho del país" que, advirtió, "están pidiendo un espacio para hacer y no solamente un espacio para militar con sueldo".

"Es necesario realmente llevar adelante ideas, propuestas para que mejore la situación de nuestro país, sobre todo en la pobreza, la niñez, la juventud que no estudia ni trabaja, ese 40 por ciento de los trabajadores que está en negro, sobre los 2 o 3 millones de viviendas que son necesarias, sobre los jubilados que tienen derecho a cobrar el 83 por ciento", expresó.

Al respecto, Binner acotó que "tenemos la obligación de trabajar incansablemente por una Argentina mejor, por una nación que nos incluya a todos". "Nuestro compromiso es con la nación, con el país y con la patria, con los valores y allí nos van a encontrar a todos trabajando juntos, porque esto recién empieza, el Frente Amplio Progresista acaba de empezar", sintetizó.