El gobierno boliviano afirmó que las Malvinas son argentinas y dio su apoyo a Cristina Kirchner, en medio de un reflote de roces diplomáticos entre Buenos Aires y Londres por la decisión del Mercosur de prohibir que recalen barcos con bandera de las islas.

"Las Malvinas (son) de la Argentina. Por eso nosotros apoyamos esta decisión del pueblo argentino, de su gobierno, de su presidente", afirmaron desde el Ejecutivo, según una nota de prensa enviada por la oficina de informaciones del presidencial Palacio Quemado.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, también calificó como un "chantaje" las declaraciones del canciller inglés William Hague, quien reclamó el martes que ningún país de Sudamérica se asocie con la Argentina para prohibir que barcos con bandera de Malvinas atraquen en puertos sudamericanos.

"Nosotros apoyamos, nos asociamos con la Argentina para defender la dignidad, la soberanía de Sudamérica, de Argentina, y la lucha seguirá para recuperar Malvinas para Argentina", acotó.

El Mercosur, conformado por la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y con Chile, Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador como asociados, decidieron el 20 de diciembre pasado prohibir que recalen en sus puertos naves con bandera de las Malvinas, en apoyo a Buenos Aires, que reclama la soberanía sobre el archipiélago.