(06.11.2017) El presidente Mauricio Macri encabezó hoy en Nueva York el homenaje a los cinco rosarinos fallecidos en el atentado terrorista del pasado martes.

En el mismo lugar donde los turistas argentinos perdieron la vida mientras paseaban en bicicleta en el sur de Manhattan, Macri dijo que “el ataque cobarde nos tiene que unir más y reconfirmar nuestra convicción de paz, nuestro compromiso por la paz”.

“Debemos continuar con nuestras vidas porque lo que quiere esta gente es que nos paralicemos, que no sigamos adelante, y nosostros les vamos a mostrar desde el amor y el hacer que hay otra forma de encarar la vida”, señaló el primer mandatario que estuvo acompañado por el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio y el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

Macri valoró el “culto a la amistad” de los rosarinos que llegaron a la Gran Manzana para celebrar los 30 años de graduación del Politécnico, colegio donde realizaron sus estudios secundarios. “Esta agresión permanente que vivimos en el siglo XXI no puede ser abordada con herrameientas del siglo XX. Tenemos que poner inteligencia , mayor cordinación entre todos los países porque el terrorismo no distingue ni límites, ni nacionalidades”, advirtió desde el atril ubicado en la bicisenda escenario del primer atentado en Nueva York desde el perpetrado contra el World Trade Center en setiembre de 2001.