Asimismo, indicó que sindicatos argentinos como la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) seccionales Gualeguaychú apoyarán la protesta.

“Como no hay respuesta del gobierno, resolvimos que el puente era un lugar estratégico como para hacer una asamblea con movilización que genere un hecho político, y cumplir el objetivo de establecer los ámbitos de negociación”, dijo el gremialista uruguayo argumentando la manifestación que emulará la metodología adoptada por la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú.

Vuelve el piquete al puente San Martín que conecta Fray Bentos con Gualeguaychú. En este caso el corte estará a cargo de uruguayos: los sindicatos de la Administración Central (Cofe) eligieron ese lugar para reunir allí su asamblea este martes.

Al igual que los ambientalistas, la asamblea de Cofe ocupará este martes la cabecera uruguaya del puente binacional para realizar su asamblea nacional ampliada. López confirmó al diario uruguayo El País que en la medida participarán trabajadores de Montevideo y de los organismos vinculados a la actividad aduanera.

“El pasaje por el puente va a estar detenido mientras dure la asamblea”, aseveró. El dirigente consignó que eligieron el puente San Martín para realizar la asamblea como consecuencia que los sindicatos del interior solicitaban participar en los planes de acción que vienen desarrollando.

Ya confirmaron su participación delegados de distintas reparticiones que saldrán de Montevideo en horas de la madrugada. A ellos se sumarán representantes sindicales del litoral y de los organismos relacionados con el control fronterizo.

Las primeras delegaciones de Cofe arribarán al puente sobre las 10 de la mañana del martes. Habrá una representación de sindicalistas estatales de Argentina, nucleados en ATE y la CTA, filiales Gualeguaychú.

Aniversario

La asamblea de Gualeguaychú recordó en Arroyo Verde cinco años del principal corte sobre Ruta Internacional 136 y para analizar el incidente del viernes en la planta de celulosa de UPM.

El 20 de noviembre de 2006, también marcó el comienzo de años difíciles para cientos de familias uruguayas, que padecieron las consecuencias directas del bloqueo a la principal frontera terrestre. La medida fue levantada el 19 de junio de 2010.

La concentración en el kilómetro 28 se inició sobre las 19 de Uruguay, con un acto simbólico en el que se guardó dentro del refugio la barrera que cortó el paso durante casi cuatro años.

“Es un símbolo de lucha y resistencia de un pueblo que se opone a este modelo que nos quieren imponer desde los países desarrollados”, dijo el coordinador del movimiento Roberto Marchesini, asegurando que a la barrera “la van cuidar y tener bajo custodia”.

El activista sostuvo que la convocatoria sirvió “para refrescar los conceptos de porque seguimos luchando” y agregó que el incidente con la nube de cenizas esparcida le viernes por UPM “no fue una casualidad”.

“No puede ser que todo sea aceptado como está bien. Nosotros rechazamos estos emprendimientos y le exigimos a ambos gobiernos que tomen cartas en el asunto porque esta planta no cuenta con la licencia social de los pueblos”, apuntó Marchesini.

En tanto, el intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo envió esta mañana una nota al seno de la Comisión Administradora del río Uruguay (CARU) exigiendo explicaciones de lo ocurrido.

En un comunicado, UPM aclaró que el episodio no generó efectos en la salud de las personas, pero igualmente el intendente Omar Lafluf, solicitó al titular de Medio Ambiente de Uruguay, Jorge Rucks, que la Dirección nacional de Medioambiente (Dinama) de Uruguay enviara técnicos para valorar la situación.

Fuente: Análisis Digital