El segundo trimestre del año acabó con 4,83 millones de desocupados (un 20,89 por ciento). El nuevo aumento sitúa la tasa de desempleo en su mayor cota desde el último trimestre de 1996, cuando llegó al 21,6 por ciento.

El desempleo, que en la actualidad es el más elevado de la Unión Europea y de los países de la OCDE, es el aspecto crítico de la economía española. El jueves (27/10), los países de la eurozona instaron a España a hacer esfuerzos adicionales para reducir el "nivel inaceptable" de su desempleo.

"Son necesarias medidas adicionales para aumentar el crecimiento y, así, reducir el nivel inaceptable del desempleo", dijo la declaración adoptada al final de una cumbre de dirigentes de la zona del euro en Bruselas.

La Unión Europea espera que Madrid reforme su mercado laboral "para aumentar la flexibilidad tanto de las empresas como de la mano de obra". El texto también insiste en las reformas necesarias para "mejorar la competitividad", en particular en el sector de los servicios.