El canciller Héctor Timerman afirmó que "Gran Bretaña es sinónimo de colonialismo" al responder a las declaraciones del primer ministro británico David Cameron quien acusó a la Argentina de "colonialista" en una reunión en la Cámara de los Comunes en Londres.

"En lugar de convocar a su Consejo Nacional de Seguridad, Gran Bretaña debería llamar a Ban ki Moon (Secretario General de Naciones Unidas) y responder que acepta las múltiples resoluciones de ese organismo instando al diálogo por la cuestión Malvinas para alcanzar una solución pacífica", dijo el canciller.

Timerman, realizó estas declaraciones desde El Salvador, donde realiza una gira por distintos países de Centroamérica que han expresado su pleno respaldo al reclamo argentino por Malvinas, dijo que "llama la atención que Gran Bretaña hable de colonialismo cuando es un país sinónimo de colonialismo".

"Llama la atención también que Gran Bretaña acuse a un país como la Argentina que es víctima de una situación colonial como lo han expresado las Naciones Unidas al definir a Malvinas como una cuestión de soberanía y colonialismo", opinó el canciller.

Para Timerman "evidentemente en un momento donde solo quedan resabios de colonialismo, Gran Bretaña dentro de la decadencia imperial decide reescribir la historia".

Por su parte, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, consideró hoy "absolutamente ofensivo" que el premier británico haya acusado a la Argentina de ejercer el "colonialismo" por reclamar la soberanía sobre las Islas Malvinas.

"Me parece absolutamente ofensivo, sobre todo tratándose del gobierno británico", aseveró Randazzo, quien dijo aspirar a que el Reino Unido "acepte la resolución de Naciones Unidas y se siente a negociar" la soberanía del archipiélago.

El funcionario formuló estas declaraciones al inaugurar una nueva unidad de expendio de documentación, pasaporte y tarjeta SUBE en el shopping Paseo Alcorta de esta capital.