Los europeos están bajo presión de Estados Unidos y China para poner fin a una crisis que dura ya más de dos años, y que puede tomar un giro inesperado tras la decisión de Grecia de convocar un referéndum para que los griegos decidan si aceptan permanecer en la zona euro y el paquete de ayuda trabajosamente elaborado por Bruselas hace una semana.

"Europa debe resolver el problema de la deuda europea", advirtió el miércoles por la noche el presidente chino Hu Jintao en la cena con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy.

El presidente estadounidense, Barack Obama coincidió por su parte en que "la tarea más importante para los próximos dos días es resolver la crisis financiera en Europa". Obama llegó este jueves a Cannes y se reunió con los líderes europeos antes del inicio de la cumbre.

Grecia, que no forma parte del G- 20, ha irrumpido en la agenda de la cumbre y sigue preocupando a los mercados.

La actividad presidencial fue frenética en las horas previas a esta cita, que deberá entregar el testigo de la presidencia del foro a México para el próximo año.

El miércoles por la noche, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, así como la directora del FMI, Christiane Lagarde, y los máximos representantes europeos, se reunieron con el primer ministro griego Giorgos Papandréu, para leerle la cartilla tras su decisión que está poniendo en jaque la supervivencia de la zona euro.

"Esperamos mantener a Europa con nuestros amigos griegos", pero "deben decidir si continúan la aventura con nosotros o no", le espetó Sarkozy, quien aseguró que "hay reglas que deben respetarse", para que el FMI y Europa sigan ayudando a Grecia.

De momento han suspendido el desbloqueo de 8.000 millones de euros del último tramo del crédito de 110.000 millones concedido en mayo del pasado año hasta nueva orden. La situación para Papandréu, que este viernes se somete en el Parlamento a una moción de confianza, se complica después de que, según la televisión griega, otros dos diputados de la mayoría socialista anunciaron que no votarán a favor del ejecutivo.