La empresa Agrofuturo, de la Región del BíoBío, había recibido inicialmente una autorización del SAG para la producción con fines medicinales de cannabis sativa, pero la canceló ante la repercusión de la decisión y tras consultar con otros organismos.

La empresa, entonces, recurrió la medida y la tercera sala de la Corte Suprema acogió el recurso en fallo unánime al declarar ilegal el procedimiento empleado por el SAG para cancelar la autorización.

Agrofuturo había solicitado por primera vez en septiembre de 2009 autorización para producir marihuana "con fines medicinales y terapéuticos".

Como cumplía con los requisitos impuestos por el SAG se le concedió la autorización, que en marzo de este año ese organismo revocó. Para adoptar esa medida tomó en cuenta el informe del Instituto de Salud Pública (ISP) que señaló que en Chile "está prohibido desarrollar un fitofármaco que contenga cannabis".

El máximo tribunal consideró en su resolución que el SAG no cumplió con el principio de igualdad ante la ley.

El gerente Agrofuturo, Álvaro Gómez, dijo que "nos encontramos muy felices" con el fallo, pero que por el momento no haría más declaraciones.

Cuando la empresa solicitó autorización informó que la marihuana sería comercializada para infusiones en bolsas similares a las de té y que dependería del ISP si se exigiría una receta médica.

Pero ese organismo precisó este año que la producción, transporte y distribución de la marihuana está prohibida en el país y que sólo "podría permitir" el uso en algún tipo de investigación científica.

El abogado del SAG, Jorge Correa, manifestó que si bien la resolución judicial revoca la prohibición, existe una disposición vigente del ISP que prohíbe la producción de un fármaco vegetal que contenga cannabis, por lo tanto la empresa no cumple los requisitos para producir la marihuana medicinal.

Chile permite el consumo personal y privado

De hecho, en 2005 los tribunales absolvieron a una mujer que cultivaba plantas de marihuana en su residencia y que demostró que las usaba como calmante para sus dolores de artritis y reumatismo, aunque la resolución no se pronunció sobre el uso medicinal.