Sin embargo, para tener derecho al beneficio, el productor tendrá que recuperar un mínimo de bosque nativo y registrar su propiedad para la futura deforestación sea supervisada ??por el órgano ambiental.

El texto también exime a quienes tienen tierra de hasta 4 módulos fiscales (de 20 a 400 hectáreas) para la reforestación de lo destruido de su reserva legal, porcentaje de propiedad que varía desde 20 a 80 por ciento dependiendo de la región que todos están obligados a mantener conservada.

Se estima que 130 millones de hectáreas fueron deforestadas en las APP. Con el texto aprobado, en sólo 23,5 millones de hectáreas se replantará la vegetación nativa.

El proyecto fue negociado por el Ministerio de Medio Ambiente, que buscó en los últimos 6 meses superar la resistencia de ruralistas.

El texto aprobado tiene varias modificaciones respecto del anterior aprobado en medio de la polémica en la Cámara en mayo.

La principal alteración es el establecimiento de las franjas obligatorias de vegetación ribereña que todos los que deforestaron a la vera de los ríos tendrán que plantar: 15 metros para los pequeños ríos, hasta 100 metros de los ríos más grandes.

Para regularizar, los 5 millones de propietarios rurales tendrán que hacer el Registro Ambiental Rural (CAR) de sus tierras, a través del cual el gobierno hará un seguimiento de la deforestación. Las normas para la protección de estas áreas siguen siendo las mismas del código vigente, así como los porcentajes de reserva legal.

Para el senador Randolfe Rodrigues (PSOL-AP), uno de los que votaron en contra del texto, el proyecto aún tiene mucho para ser perfeccionado. La senadora Marinor Brito (PSOL-PA), que también rechazó el proyecto, dijo que hay amnistía para los criminales del medio ambiente.

"Las cuestiones relativas a la amnistía en las áreas de preservación permanente y en las reservas legales todavía están presentes. El gobierno no necesitaría dividir la ley ambiental como hizo en la Cámara y se mantuvo en el Senado", se quejó.

Estados amazónicos que tienen más de 65 por ciento de su territorio ocupado por las unidades de conservación (como parques nacionales) y tierras indígenas podrían reducir la obligación legal de los agricultores del 80 al 50 por ciento

Otro cambio aprobado el martes es la restricción en el crédito a aquellos que no están regulados ambientalmente, medida vigente, pero que será suspendida por los próximos cinco años, cuando finalmente será una norma permanente.

"Tenemos que dar tranquilidad a los brasileños que viven en áreas rurales produciendo para que nosotros podamos consumir en la ciudad. He aprendido mucho de Chico Mendes, que no era un radical, era un negociador que trató de conciliar la actividad rural a la actividad humana", dijo Jorge Viana (PT-AC) relator de la materia.

Cerrada la votación, el proyecto vuelve a la Cámara baja para su votación final.

Allí, los diputados tendrán que elegir entre la versión del proyecto de ley aprobada por ellos por una amplia mayoría, pero con críticas del gobierno y de ambientalistas, y la nueva versión del Senado.

Aportes de campaña

Grandes aportantes electorales (básicamente de la agroindustria) reciben el beneficio de multas ambientales suspendidas gracias a la aprobación del Código Forestal.

Ellos aportaron casi US$ 8 millones en la campaña 2010 de 50 legisladores que participaron en la votación de la norma, denunció Lúcio Vaz, desde el diario Folha de Sao Paulo.

Así se demuestra la encrucijada de las donaciones electorales. Las contribuciones se hicieron en las elecciones de 2010, cuando la reforma del Código ya estaba en marcha en una comisión especial de la Cámara baja.

El valor es 42 por ciento más alto que el total donado por las mismas empresas en la elección anterior (2006).

Las empresas fueron multadas con US$ 800.000 por irregularidades tales como la destrucción de la vegetación nativa, áreas de preservación permanente, y consumir carbón de leña de los bosques nativos. También hay multas impuestas por los tribunales.

Con la nueva ley, al adherir a un programa de regulación ambiental, la empresa tendrá sus multas suspendidas y convertidas en servicios de restauración del medio ambiente.