Marcelo Bielsa, requerido por los periodistas, tuvo que dedicar casi íntegramente la última conferencia de prensa antes de que el Athletic se enfrente hoy (domingo 06/11) al Barcelona en San Mamés a desentrañar su visión del rival, y glosar un perfil de su amigo Guardiola, con el que mantuvo aquella charla de 11 horas en su casa de Argentina, antes de que el actual técnico del Barça se lanzara al mundo de los banquillos.

"Comprenderán que nadie puede entender una conversación tan larga si no es agradable", dijo.

Lo que niega Bielsa es ser el maestro de Guardiola. "La condición de maestro exige que uno tenga un conocimiento que el destinatario no tiene y que el destinatario aspire a recibir ese conocimiento. Yo no tengo conocimientos que Guardiola no tenga".

Lo que sí tiene claro El Loco son los principales méritos del técnico del Barcelona. "Tiene matices que lo distinguen del resto. Por ejemplo, ha recuperado la multifunción del jugador: ha puesto a laterales de extremos, a volantes de centrales, a centrales de laterales. Ha hecho un manejo de la versatilidad de un mismo jugador que hace tiempo era desaprobado".

En su opinión, Guardiola ha conseguido algo que hace años parecía estrambótico: "A mí en una ocasión me tocó dirigir a un gran centro atacante, Crespo, y yo le dije que necesitaba que empeorase, que dejara de hacer las cosas que hacía muy bien y pasase a hacer otras cosas que hacía peor. Eso se traduce, le dije, en que tú vas a ser peor, pero vas a mejorar el equipo. Y veo que Guardiola propone eso a algunos de sus grandes futbolistas y además lo hace con una aceptación total de ellos, lo que habla de su liderazgo".

Hay otros dos matices que destaca el rosarino: "Valoro mucho que haya establecido un pleito de estilos con el Madrid que los mejora a ambos y que mejora a todos los que estamos mirando y podemos copiar". "Y también", añade, "la forma en que asumen el oficio de futbolista los jugadores que él dirige que se centran casi absolutamente en esa condición y mucho menos en las exigencias del consumo". "Por eso", añade, "tengo una enorme gratitud a una persona que ha mandado un mensaje contundente tomando el fútbol no solo como una expresión artística, sino respecto a todo lo que le rodea".

Fuente: Eduardo Rodrigálvarez – El País, España