En la misiva se define a Messi como "deportista ejemplar", y se pide que se le reconozcan sus "méritos", que "no sólo comparte el pueblo catalán, los socios y simpatizantes del club deportivo FC Barcelona, sino la mayoría de deportistas a nivel mundial". Asimismo, se recuerda la "diáspora" sufrida en España a causa del "régimen fascista y cruel" de Franco.

"Es cierto que el fútbol es un negocio, pero el club FC Barcelona ha mostrado a la opinión pública de Catalunya y al mundo entero que el deporte, el fútbol, es algo más, con su propaganda por Unicef, por ejemplo, y por su obra social", explica la carta.

"Por todo esto, no podemos entender el silencio de la Generalitat, del club Barcelona, y menos aún de la prensa catalana por su admirado deportista, el señor Messi, que tantas alegrías les ha proporcionado", añade.