Durante el turno de palabra de Messi, se le pudo observar emocionado y señaló “Me llena de orgullo este tipo de reconocimientos. Porque Rosario es mi casa, mi ciudad, donde nací, tengo mi gente, mi familia y seguramente donde voy a vivir, es un orgullo muy grande”, dijo el argentino recibiendo un aplauso generalizado.

Luego la "Pulga" brindó una improvisada rueda de prensa en la que comentó: “Siempre recibo el reconocimiento de la gente por la calle, que va a mi casa a pedirme una foto o un autógrafo. En ese sentido siempre tuve el reconocimiento, quizás ahora se materializan como el Olimpia del otro día, pero tampoco me hacía falta. Para mí lo más importante es la gente”.

También quiso expresar su deseo de trasladarse a Rosario a vivir una vez deje el fútbol: "Es mi casa, tengo mi familia, mis amigos, mi gente. Cuando deje el fútbol, seguramente, Rosario será mi residencia. Pero ahora tengo 24 años, espero seguir de esta manera, consiguiendo cosas a nivel de grupo, también individual en Barcelona y el tiempo dirá que es de mí”.

Y es que Messi tiene claro que ser rosarino y que todo el mundo lo sepa se trata de un motivo de orgullo. “Para mí es un orgullo que la gente sepa de dónde soy, que conozcan la ciudad. Pero es muy loco que quieran conocer mi casa cuando vienen a Rosario”, finalizó el delantero con una enorme sonrisa.