Con la ratificación de Grondona, quien fue respaldado por varios de los dirigentes que siempre lo secundan, quedaron atrás los intentos de un sector crítico de los clubes, encabezado por el presidente de Vélez, Fernando Raffaini, y de los grupos opositores que responden al titular de Independiente Rivadavia de Mendoza, el empresario Daniel Vila, que pretendían no sólo ocupar el puesto de Grondona sino también democratizar la Asociación del Fútbol Argentino.

Vila precisamente fue uno de los que no pudo ingresar a la Asamblea de la AFA, al igual que el vicepresidente de Vélez, Julio Baldomar, el presidente de All Boys, Roberto Bugallo, y uno de los vices de Independiente, quien se quedaron en la vía pública, puesto que no los dejaron ingresar a la reunión. 

En ese marco, Julio Humberto Grondona fue refrendado al frente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) por 4 años más luego de una votación, en la que ganó por 46 a 0. Es decir todos los dirigentes que participaron votaron por el dirigente que es titular del fútbol argentino desde hace 32 años.

Conocido el resultado, los dirigentes aclamaron a Grondona, quien brevemente agradeció el cargo.

Con la presencia de 46 miembros representantes de clubes de fútbol, comenzó la asamblea en la AFA en la que se definirá la reelección de Julio Grondona como su titular. No participaron los titulares de Independiente, Vélez y Atlético Rafaela.

El propio don Julio abrió las deliberaciones y con un corto discurso, en el que fundamentalmente "agradeció a los presentes por los momentos que me han hecho vivir", dejó inaugurada la asamblea ordinaria.

Julio Grondona aseguró esta noche que en los 32 años que tiene al frente de la presidencia de la AFA se cumplieron los objetivos que se propusieron los dirigentes. “Comenzamos desde el año ’79 y en estos 32 años hemos cumplido las cosas que nos propusimos. Cuando arrancamos nos propusimos no más intervenciones y no más cambios”, declaró Grondona en el comienzo de la Asamblea Ordinaria de AFA, en la que busque lograr su octava reelección. Y agregó: “Espero que en el futuro se siga por esta línea. A mi me tocó vivir muchas épocas y les agradezco las palabras a todos los dirigentes”.

Luego fue el turno del secretario José Luis Meizner, quien leyó el orden del día y nombró a los dos escribanos que fiscalizarán el acto eleccionario. Tras las palabras protocolares se dedicó a criticar, sin nombrarlo al titular de Independiente Rivadavia, Daniel Vila.

“Este fue un largo camino que empezó hace dos años, este señor (por Vila sin identificarlo), presentando un proyecto de ley a la comisión de deportes que afortudamente fue declarado institutucional y algunos calficaron de mamarracho. Archivado ese expediente, el mismo mentor, con recursos económicos y mediáticos, comenzó una guerrilla jurídica sembrando más de sesenta recursos pretendiendo modificar el orden estatutario de esa asociación”, enfatizó Meiszner.