El cordobés, 74° en el ránking de la ATP, se acreditó el triunfo con parciales de 6-4, 4-6, 6-2 y 6-3 sobre Troicki, 16° en el escalafón, luego de 2 horas y 51 minutos de juego en el estadio cerrado Belgrado Arena, de superficie rápida y que tiene una capacidad para 19.982 espectadores.

Por su parte, Del Potro (17° del ránking) vapuleó a Tipsarevic (13 del mundo) por 7-5, 6-3 y 6-4, en 2 horas y 31 minutos, con un rendimiento excelente.

El ganador de esta llave se medirá en la final con el vencedor de la serie que disputan el local España y Francia, en Córdoba, con triunfo parcial para los dueños de casa por 2 a 0.

Rafael Nadal, número 2 del mundo, se impuso a Richard Gasquet por 6-3, 6-0 y 6-1, mientras que David Ferrer venció a Gilles Simon por 6-1, 6-4 y 6-1, sobre polvo de ladrillo.

Nalbandian debía enfrentar a Nole Djokovic, el número 1 del mundo, pero una hora antes del partido, el capitán serbio, Bogdan Obradovic, confirmó que el reciente ganador del Abierto de Estados Unidos no iba a jugar porque aún padece dolencias físicas tras su conquista del certamen de Nueva York el lunes pasado.

En consecuencia, Troicki asumió la responsabilidad de tener que reemplazarlo pero poco pudo hacer ante el cordobés, que siempre sobresale a la hora de representar a la Argentina en la Copa Davis y que esta vez no fue la excepción pese a jugar de visitante.

Nalbandian tuvo un comienzo dubitativo en el primer set con un quiebre en contra para quedar 1-2, pero rápidamente se recuperó y emparejó el resultado 3-3 para luego arrebatarle el servicio a su rival en el noveno game y así acreditarse el parcial por 6-4.

En el segundo período, el trámite estuvo muy parejo hasta el 4-4, cuando el serbio tuvo una buena labor en la devolución para adelantarse por 5-4 y a continuación confirmó con su saque el triunfo por 6-4 para nivelar las acciones.

Empero, desde entonces, el cordobés ofreció su mejor repertorio porque quebró para adelantarse 2-0 y luego, hizo lo propio con el marcador 5-2, para cerrar el tercer set por 6-2.

Por último, en el cuarto, también sacó ventaja de 2-0 y se puso 5-1 con su saque, pero si bien Troicki evidenció una mejoría para acercarse a 5-3, Nalbandian no falló en una nueva oportunidad con su servicio y le puso cifras definitivas al partido por 6-3.

Luego de la tranquilizante victoria del cordobés en el primer punto, el tandilense Del Potro ofreció una lección de tenis ante Tipsarevic, al que derrotó en dos horas y media perdiendo solamente 16 puntos con su servicio.

Del Potro sacó en forma brillante, conectó once aces contra seis de su rival y fue paciente a la hora de los peloteos largos, en los que mayoritariamente terminó fallando el europeo.

"Me dio confianza David con su partido. Tal vez no esperábamos este resultado al final del viernes, pero todavía estamos muy lejos. Faltan tres puntos y estamos muy lejos de ganar", dijo cauteloso el tandilense.

El argentino cometió 40 errores no forzados contra los 72 del local, que sólo fue un rival parejo hasta el final del primer set.

"Me sentí muy bien con el saque. No tuve momentos de mucha presión. Sabía que tenía que aguantar los puntos largos y él perdió la paciencia antes que yo. Le rompí el saque cada vez que pude en los tres sets y ahora analizaremos quien juega mañana el dobles", concluyó Del Potro.

Argentina buscará con el dobles, todavía a confirmar mañana a las 10, el punto necesario para llegar por cuarta vez a la final de la Copa, que nunca ganó.