Con la serie 2-1 en favor del equipo ibérico, Juan Martín Del Potro enfrentará mañana a Rafael Nadal con la obligación de ganar para que David Nalbandian tenga la chance de medirse con David Ferrer en busca de darle a la Argentina la primera "Ensaladera de Plata" de su historia.

Pese a que la serie parecía juzgada tras el golpe anímico que produjo en el equipo argentino la derrota de Del Potro frente a Ferrer, Nalbandian y Schwank, en particular,  jugaron en gran nivel y superaron con autoridad a Verdasco y López en un encuentro que se extendió durante dos horas.

Tras un comienzo parejo, la dupla argentina logró quebrar el saque español en el quinto game y cerró el parcial por 6-4, en 39 minutos de juego. Ese fue un envión anímico vital para los argentinos, que comenzaron aún mejor el segundo y con sendos quiebres en el primer y tercer juego se encaminaron para quedarse con el set por un cómodo 6-2.

El mejor momento argentino coincidió con los nervios de los españoles. Verdasco mostró su peor cara, errático y hasta por momento fastidioso con Feliciano López, y el equipo local parecía destinado a esperar a la última jornada para intentar cerrar la serie.

Y así fue, porque Nalbandian y Schwank quebraron nuevamente en el primer game, salvaron dos puntos de quiebre en el sexto, y tras adjudicarse una vez más un game de saque español en el noveno juego, cerraron el partido por 6-3.

Fueron dos horas de absoluta superioridad albiceleste, en las que el cordobés y el oriundo de Roldán le dieron una nueva esperanza al equipo argentino.

Las chances argentinas dependerán de la suerte que corra Del Potro, que tras batallar el viernes durante casi cinco horas frente a Ferrer, enfrentará a un Nadal que llega tonificado tras vapulear a Juan Mónaco por 6-1, 6-1 y 6-2.

Si Del Potro logra sortear con el duro escollo que representará el número dos del ránking de la ATP, Nalbandian tendrá la tan ansiada chance de enfrentar a Ferrer en busca de abrazar por primera vez en la historia la "Ensaladera de Plata".

Nuevo antidoping

Juan Martín Del Potro y Juan Mónaco, y el español Rafael Nadal fueron sometidos hoy a nuevos controles antidoping sorpresivos dispuestos por la Federación Internacional de Tenis (ITF).

Los tres jugadores abandonaron el estadio apenas finalizado el segundo set del partido de dobles entre David Nalbandian y Eduardo Schwank frente a Feliciano López y Fernando Verdasco.

Es la segunda vez en tres días que Del Potro y Mónaco son requeridos para dicho control, ya que el jueves cerca de las 7 de la mañana debieron realizar los mismos controles junto a David Nalbandian, lo que generó gran malestar en la delegación argentina.

Por su parte, es la primera vez durante la serie que Nadal es requerido por la ITF para los controles. El español se manifestó en favor del antidoping para tener “un deporte más limpio”, aunque criticó “la forma” en la que los realizan.